“EL SER HUMANO NO TIENE LÍMITES”

El pasado 12 de Octubre, en Viena (Austria), aconteció un hecho que debería de formar parte de los anales de la historia; ya no sólo de la deportiva sino también de la Ciencia y fisiología humana además de la propia Historia de la Humanidad. El fuego, el primer motor a vapor, el teléfono, la televisión, la llegada a la Luna, el descubrimiento de la Penicilina, Internet…, todos estos acontecimientos marcaron un antes y después en nuestra Historia. Salvando las distancias, y cada uno en su parcela, éste lo hará en la medicina y por ende en la ciencia de la salud porque abrirá nuevos horizontes sobre el comportamiento del organismo del ser humano: nuestro cuerpo. Al tiempo.

El atleta de origen keniano Eliud Kipchoge fue capaz de correr una maratón (42,195km) en 1h:59’:40”. Increíble. Apasionante. Sobrehumano. Inexplicable. ¡No sé qué adjetivo utilizar para poder describirlo!. ¿Imposible?. Y ya no es el que lo hizo sino el CÓMO lo hizo. ¿Alguno de vosotros tuvo la gran suerte de verlo por la tele?. Llegó a Meta tranquilo, sin apenas gesto de esfuerzo, concentrado, en paz, confiado de que lo iba a lograr,… He de reconocer que yo me emocioné llorando como un niño cuando vi los últimos metros de su llegada, porque aparte de saber que lo que estaba haciendo ese hombre no era posible, ¡estaba presenciando algo histórico!.

En datos: 2’50” cada km, 17” cada 100m. Velocidad 21’4km/h. Eso, durante casi 2 horas. Invito a cada uno de vosotros a que os subáis a una cinta de correr, la pongáis a 21’4Km/h e intentéis mantener ese ritmo: si aguantáis 20 segundos…sois unos “fieras”. Este hombre lo hizo durante 1h y 59’ y 40”.

Y ahora lanzo mi 1ª pregunta: Lo que hizo el Sr. Kipchoge ¿es “Fuerza” o es “Cardio”?.

Eliud no es un cualquiera: actual campeón olímpico de maratón (Río 2016), ganador de 10 maratones (las mayors) de 11 que ha corrido, anteriormente campeón de pruebas de 5.000 y 10.000 en pista, actual poseedor del record en la propia maratón 2h01:40 conseguido en Berlín 2018, entre otros muchos éxitos. ¿Sabéis cuantas veces compite Eliud en una temporada?: 2. Dos maratones disputa al año. Sí, 2; el mejor corredor de todos los tiempos SÓLO corre dos competiciones al año. ¿Y qué hace el resto del tiempo?: entrenar y DESCANSAR. Hay muchos atletas populares que corren carreras de 20, 30km y ultras cada fin de semana…

En definitiva, a donde quiero llegar, es que ante la realización de cualquier actividad física tenemos que tener (y medir) dos variables claves que sin ellas TODO deja de tener sentido: volumen e intensidad. Estas son las variables más sencillas de cualquier entrenamiento que debemos de conocer y aplicar. ¡Sólo dos! y que nadie atiende. De 17 variables que podemos controlar al realizar cualquier ejercicio y que dependiendo de la que modifique, el MISMO EJERCICIO puede volverse totalmente diferente y provocar adaptaciones distintas, os pido que al menos controléis dos: el volumen y la intensidad.

En el caso de Kipchoge: volumen = 42 kilómetros y 195 metros / intensidad =  2minutos 50 segundos cada kilómetro. Y dejemos que la fisiología haga historia.

Y ahora lanzo mi 2ª pregunta: Lo que hizo el Sr. Kipchoge ¿es “Cardio” o es “Fuerza”?

Francisco López, entrenador personal de One Sport